7 beneficios de las metodologías ágiles para tu empresa

beneficios de las metodologías agiles para tu empresa

Tabla de contenidos

El avance de la transformación digital en el mundo ha generado que las empresas busquen agilizar la producción de sus productos, para satisfacer las cada vez más altas demandas de los clientes. De esa forma también, es posible aumentar la calidad del producto y reducir los costos de producción.

Para esto, es necesario optimizar todos los procesos empresariales. Existen diferentes alternativas para lograrlo, pero en este artículo hablaremos de una que cada vez se encuentra más presente en las empresas: las metodologías ágiles. No solo te explicaremos que son, sino también los beneficios que pueden traer para una empresa.

¿Qué son las metodologías ágiles?

Podríamos definir las metodologías ágiles como aquellas estrategias que permiten llevar adelante la gestión de los proyectos en los que trabaja una empresa de una forma mucho más eficaz. Esto se logra gracias a la división del proyecto en partes, que permite organizar y administrar mejor el flujo de trabajo.

Para implementar las metodologías ágiles, es necesario tener en cuenta que con ellas no se desarrolla el proyecto con antelación. Más bien, a medida que se aplican, se va desarrollando el proyecto. Esto solamente es posible si los empleados entregan un informe con todos sus avances al finalizar la ejecución de sus tareas, ya que basándose en eso se pueden realizar devoluciones y cambios en el proyecto.

Las metodologías ágiles más implementadas en las empresas son:

  • Extreme Programming XP: esta metodología ágil es muy útil para startups o empresas en consolidación, que trabajan en el desarrollo de software. Su principal ventaja es que permite ofrecer al usuario el software que necesita en el momento indicado.

Por otra parte, Extreme Programming XP también favorece una mayor comunicación entre los miembros del equipo, puesto que en lugar de que los requisitos sean comunicados de forma escrita, se busca que cada requisito del software sea comunicado y trabajado entre todo el equipo. Otra de las ventajas de esta metodología es que permite obtener un mayor feedback por parte del cliente.

  • Scrum: esta metodología está basada en ciclos de trabajo cortos, conocidos como ‘‘Sprints’’. Al finalizar cada Sprint, el equipo debe entregar una versión del proyecto mejorada. Esto permitirá analizar que ajustes deben hacerse, para luego iniciar la mejora del proyecto. 

La metodología Scrum cuenta con diferentes participantes o actores: 

  • El equipo de desarrollo, que suele tener entre 3 y 9 miembros
  • El Scrum Master, que se encarga de gestionar el proceso y de eliminar obstáculos para los desarrolladores
  • El Product Owner, quien puede aportar valiosos insights sobre el cliente al que va dirigido el producto. Además, se encarga de gestionar el valor del producto mediante el Product Backlog, que es la lista de trabajo ordenada por prioridades que ayudará al equipo de desarrollo a saber en que debe centrarse primero.
  • Kanban: la metodología Kanban, también conocida como targeta visual, consiste en elaborar un cuadro con 3 columnas, denominadas pendientes, en proceso o terminadas. Esto permite tener una visión más clara de las tareas en las que está trabajando cada miembro del equipo.
  • Design Sprint: esta tecnología, desarrollada por Google Ventures, permite a los equipos trabajar en Sprints que duran cinco días. En ese lapso, deben resolverse todas las cuestiones relacionadas con el diseño y prototipado de productos, así como también los testeos de los clientes.

Si quieres saber un poco más sobre productividad en el trabajo, puedes chequear nuestro artículo sobre las 5 herramientas que impulsarán la productividad en el trabajo en 2022.

¿Cuáles son los beneficios de las metodologías ágiles en la empresa?

La implementación de metodologías ágiles en las empresas trae una gran cantidad de beneficios para la gestión de proyectos y los resultados finales de los mismos:

  • Mejora del producto: al tener cada proyecto un enfoque más proactivo, y permitir que puedan hacerse modificaciones del mismo sobre la marcha, las metodologías ágiles dan como resultado un producto de mejor calidad.
  • Agilización de las entregas: debido a que las metodologías ágiles permiten reducir los tiempos necesarios para desarrollar un producto sin que la calidad de este baje, el producto estará disponible antes en el mercado.
  • Trabajo colaborativo: las metodologías ágiles permiten dividir el trabajo en equipos y roles. Esto no solo permite aumentar la velocidad y eficiencia de cada proyecto, sino que además fomenta una mentalidad de grupo.
  • Aumento de la motivación de los trabajadores: las metodologías ágiles permiten formar grupos de trabajo autogestionados, ya que mejora la distribución de las tareas y cada uno sabe lo que tiene que hacer. Esto permite desarrollar la creatividad de cada miembro del equipo, y, por lo tanto, un aumento del compromiso con cada proyecto.
  • Predicción de resultados: al poder realizar modificaciones luego de comenzado el proyecto es posible disminuir la cantidad de errores graves, optimizando el resultado final,
  • Reducción de costos: este es otro beneficio de la identificación temprana de errores, ya que al poder modificarlos a tiempo es posible minimizar las pérdidas.
  • Uso de métricas relevantes: métricas relevantes como tiempo, coste o rendimiento suelen ser más fáciles de medir en el desarrollo de proyectos con metodologías ágiles que en los desarrollados con una metodología tradicional.

12 principios del manifiesto ágil

A continuación, enumeramos los principios del manifiesto ágil. Esto te permitirá conocer las bases para implementar las metodologías ágiles dentro de tu empresa de forma mucho más eficaz:

  1. Nuestra principal prioridad es satisfacer al cliente a través de la entrega temprana y continua de software de valor.
  2. Son bienvenidos los requisitos cambiantes, incluso si llegan tarde al desarrollo. Los procesos ágiles se doblegan al cambio como ventaja competitiva para el cliente.
  3. Entregar con frecuencia software que funcione, en periodos de un par de semanas hasta un par de meses, con preferencia en los periodos breves.
  4. Las personas del negocio y los desarrolladores deben trabajar juntos de forma cotidiana durante todo el proyecto.
  5. Construcción de proyectos en torno a individuos motivados, dándoles la oportunidad y el respaldo que necesitan y procurándoles confianza para que realicen la tarea.
  6. La forma más eficiente y efectiva de comunicar información de ida y vuelta dentro de un equipo de desarrollo es mediante la conversación cara a cara.
  7. El software que funciona es la principal medida del progreso.
  8. Los procesos ágiles promueven el desarrollo sostenido. Los patrocinadores, desarrolladores y usuarios deben mantener un ritmo constante de forma indefinida.
  9. La atención continua a la excelencia técnica enaltece la agilidad.
  10. La simplicidad, como arte de maximizar la cantidad de trabajo que se hace, es esencial.
  11. Las mejores arquitecturas, requisitos y diseños emergen de equipos que se autoorganizan.
  12. En intervalos regulares, el equipo reflexiona sobre la forma de ser más efectivo y ajusta su conducta en consecuencia.

Ahora que ya conoces todos los beneficios que pueden traer las metodologías ágiles a tu empresa, es momento de ponerlas en práctica para reducir los tiempos de producción y aumentar los ingresos.

Recuerda siempre que para implementar alguna de estas metodologías, primero debes tener en cuenta que tipo de empresa tienes y como está compuesto tu equipo de trabajo. Solo así podrás elegir la metodología ágil que mejor se adapte a tu negocio.

¡Compártelo en tus redes sociales!

También te podría interesar

Talentbox Team
Talentbox Team

Talentbox es una aplicación orientada a reclutar talentos y ayudar a las empresas en el proceso de selección, eligiendo talentos de acuerdo a sus necesidades y requerimientos de manera ágil y automatizada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.